Ellas son unas profesionistas  extraordinarias, han tenido que luchar contra corriente y quitarse de sus hombros el estigma de la desigualdad; para subir cada escaño tuvieron que derribar las barreras impuestas por la intolerancia; hablamos de la actriz chilena Daniela Vega y la actriz mexicana Yalitza Aparicio, quienes en el segundo día de actividades del Festival Internacional de Cine de Los Cabos ofrecieron el diálogo “Mujeres Fantásticas”, el cual tuvo el objetivo de reflexionar sobre el papel que tiene la mujer en la industria del cine y en otras instancias.

El diálogo lo inició la embajadora de la Unesco, Yalitza, quien compartió que, a diferencia de lo que muchos piensan, su vida en la actuación no se terminó tras haber protagonizado “Roma”: “No he dejado de lado la actuación, solo que en este momento estoy enfocada en conseguir recursos para las diferentes causas en las que estoy involucrada. Actualmente estoy enfocada en campañas que buscan la equidad de género y el respeto a las comunidades indígenas”.

Al respecto, Daniela señaló que ambas son mujeres que trabajan por hacer visibles las diferentes formas de ser mujeres: “La identidad es un terreno que muchas veces es negado, sobre todo a las mujeres, principalmente en la política, por ello es importante retomar el relato de nuestras propias existencias y es justo el arte el campo donde tanto Yalitza como yo hemos encontrado la oportunidad de hacerlo. El arte, ya sea el cine, el teatro, las letras, nos ayuda a compartir la reflexión de qué es ser mujer. Y qué tipo de feminidades podemos y queremos vivir y que han estado relegadas. Así que el arte es la disciplina que se ha hecho cargo de ello, muy por encima de las políticas públicas del gobierno que muchas veces no mueven un dedo”.

Ambas actrices coinciden en que la mujer actual si desea ser escuchada y alcanzar sus metas es necesario que sea persistente y que se sienta orgullosa de lo que es, de su origen y de su orientación.

Para lograr lo anterior aconsejaron que la gente tome valor y que no se espere a que alguien más le dicte su destino, que termine con el estigma de que las mujeres solo sirven para tener hijos, pues “ellas pueden manejar empresas, ser lo que ellas deseen ser; así que tengan el valor de arriesgarse a pesar de lo que la sociedad diga”, agregó Yalitza.

Yalitza y Daniela trabajan por hacer visibles las distintas formas en las que trasciende la mujer. EL INFORMADOR / A. Rodríguez

Daniela comentó que el machismo crónico ha obligado a que las mujeres tomen acciones que no son precisamente las más pacíficas, esto último haciendo hincapié en las manifestaciones feministas de este año, agregó que “muchas están rompiendo esas ataduras y están buscando nuevos espacios de dignidad, de recuperar esos momentos de la historia de los cuales las mujeres han sido borradas, y es que en ocasiones debemos tomar por asalto los derechos que se nos han negado, porque al final para hacer una tortilla es necesario romper muchos huevos (ríe)”.

Además reflexionó que sus palabras no van encaminadas a promover una “lucha de hombres contra mujeres, sino de crear un mundo lleno de dignidad, donde la gente sea respetada sin cuestiones de género; por eso es bueno entablar discusiones”.

Ante la pregunta ¿qué tan difícil es ser la bandera de un movimiento? La originaria de Chile y protagonista de la cinta “Una mujer fantástica” señaló: “La realidad es más simple, es un pedazo de tiempo que nos tocó habitar y lo único que nos queda es asumirlo o no, y hay mucho trabajo detrás, aquí hay años de trabajo, reflexiones y cuestionamientos; es pura construcción y trabajo en equipo”.

Por su parte, Aparicio sumó: “Ser la bandera de un movimiento significa que trabajamos en conjunto, es algo de lo que yo me siento orgullosa; como ser mujer indígena… Y voy a transmitir mi orgullo, y si eso le ayuda a otra mujer para superarse, pues ya estamos del otro lado, pero no es una carga”.

Yalitza habló que se encuentra en medio de diversas campañas de la Unicef y a la espera de arrancar proyectos que la tienen emocionada; solo pide un detalle: que los directores dejen de estereotiparla y le den proyectos con personajes más diversos.

Por su parte, Daniela comentó que está a la espera del estreno de la cinta que filmó en Italia, “también hice una serie, terminé mi libro; además, estoy produciendo un documental de mujeres que han formado parte de conflictos armados y trabajando en cine y teatro”. Señaló que le gustaría hacer algo en México y finalizó diciendo que se encuentra “filmando un documental de todo el proceso político que está ocurriendo en Chile”.