Redacción.

Durante mucho tiempo se ha dicho que la zanahoria es un alimento que ayuda a beneficiar el tono de la piel, provocando un tono “bronceado” que mejora su aspecto, pero sobre todo, se ha asegurado que esta, logra agudizar la vista.

Sin embargo, si se cuestionan ciertos estudios, las respuestas sobre el mito o verdad a estos puntos son las siguientes:

La zanahoria contiene betacaroteno, el cual efectivamente otorga un tono “naranja” a la piel, pero este no es tan pronunciado, por lo que la idea del bronceado perfecto queda descartada.

Respecto a la vista, este punto podría cuestionarse un poco más, pues el betacaroteno al ser ingerido aporta vitamina A, la cual se considera efectiva para la salud ocular, pero no mejora la vista, es decir, que el hecho de comer zanahoria no ayuda con la agudeza visual, solo aporta nutrientes.