Redacción.

Vecinos del Fraccionamiento Montoya se manifestaron para dar a conocer la situación respecto al transporte público, pues continúan retenidas unidades por parte de los colonos.

El conflicto inició el pasado domingo, a las 13:00 horas, cuando atropellaron a uno de los vecinos, quien perdió la vida. Desde ese momento, fue confiscada una unidad y exigieron la salida de los camiones urbanos de la compañía TUSUG.

Aseguran que tienen programada una plática con SEMOVI y los empresarios responsables de los autobuses. Además, realizaron una convocatoria a los usuarios del transporte público y a quienes han sido afectados por los operadores. La reunión será el próximo sábado 17 noviembre, a las 10:00 horas, en la Agencia de Montoya.

Responsabilizaron a los concesionarios, pues aseguran que no dan las capacitaciones necesarias a los operadores. Aseguran que la expulsión empresa TUSUG es innegociable.