Constanza Ríos.

Trabajadores de base y empleados de confianza de la Estancia de Bienestar Infantil número 22 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), iniciaron una protesta para exigir velar por la salud del personal y los niños que acuden a dicha guardería, ante la contingencia que se vive por el COVID-19.

José Antonio Lorenzo Díaz, Delegado Sindical de dicha Estancia ubicada en la calle Proletariado Mexicano de la colonia Volcanes, señaló que el temor radica en alguna enfermedad que pueda presentar alguno de los trabajadores “o los derechohabientes que nosotros atendemos”, debido a la pandemia del coronavirus que ya registró cuatros casos en Oaxaca.

De los 450 niños que acuden a la guardería a cargo del ISSSTE, este miércoles solamente asistieron 17, esto porque las familias están acatando las normas de prevención y de Sana Distancia impuestas por los gobiernos Federal y Estatal.

Sin embargo, Lorenzo Díaz dijo que ni el Instituto ni las autoridades pertinentes, les han notificado sobre el cierre de la Estancia, lo que se pone en riesgo la salud de 58 trabajadores de base más los eventuales y de aseo de una empresa privada, quienes no han dejado de asistir para cumplir con su labores por temor a ser despedidos o recortados de sus salarios.