• Con una inversión de 18 millones de pesos, el nosocomio móvil reforzará la atención médica de la red hospitalaria en la entidad

Reyes Mantecón, Oax. 29 de mayo de 2020.– El secretario de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, supervisó el adecuado funcionamiento de las instalaciones del nuevo hospital móvil con 60 camas para observación -cuya inversión fue de aproximadamente 18 millones de pesos- que está ubicado en las inmediaciones del nosocomio de Especialidades de la Mujer y Niño Oaxaqueño, en esta agencia de San Bartolo Coyotepec.

Al hacer el recorrido junto al personal de la dependencia, el funcionario aseguró que este centro médico itinerante, será operado conjuntamente con la Secretaría de la Defensa Nacional y los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), para dar cobertura hospitalaria a pacientes referidos de otras regiones del estado, con diagnóstico de gravedad media o a quienes salgan de terapia intensiva, para su recuperación.

Subrayó que la unidad hospitalaria de respuesta inmediata, reforzará la atención médica durante la pandemia, por lo cual esta semana se estará capacitando al personal médico y de enfermería que estará a cargo de brindar la atención.

Dijo que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), es el encargado de la ampliación de la plantilla laboral, por lo que se está en espera de las nuevas contrataciones para que el centro móvil pueda brindar el servicio de manera eficiente.

Casas Escamilla enfatizó que preservar la salud de todas y todos los oaxaqueños es una prioridad para el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, ante lo cual la administración estatal ha realizado grandes esfuerzos financieros para fortalecer y ampliar la red hospitalaria y poder hacerle frente a la emergencia sanitaria.

El titular de los SSO constató que en ésta nueva área, se cuenta con los equipos e insumos necesarios para que el personal de la dependencia desarrolle su trabajo con seguridad y de manera oportuna. Compromiso que –dijo- se tiene con el ejército de Salud de todas las unidades de atención al nuevo coronavirus, por ello aseveró “seguimos trabajando sin descanso, para dotar de más y mejores equipos”.

En este sentido, recordó que el nivel de contagio del COVID-19 en Oaxaca, continúa en un índice alto, de ahí la importancia de mantener y no bajar la guardia en las medidas de sana distancia y cuidado extremo, principalmente en los grupos de riesgo para reducir al máximo la propagación del virus.