Un total de 21 estados se han adherido al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que sustituyó al desparecido Seguro Popular que daba atención a personas que no contaban con ningún tipo de seguridad social, informó el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell.

Durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, donde se presentó informe “El Pulso de la Salud” referente al estado del sistema de salud en el país, el funcionario federal indicó que se continúa con el diálogo con los 11 estados restantes.

López-Gatell expuso que los seis estados del país que aún no se adhieren a las compras consolidadas de medicamentos, tendrán que hacerse cargo por sí mismos del abasto para su población.

El funcionario federal dio a conocer que los estados de Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Nuevo León y Tamaulipas no se adhirieron al esquema de compras consolidadas para el sector salud.

“Estamos conversando con los estados para la compra de medicamentos, es extremadamente importante porque permite proteger el interés público. Se trata de comprar los mejores medicamentos, los más capaces, los más seguros y más modernos, y conseguirlos a costos razonables”, expresó.

El resto de los 26 estados ya están dentro del esquema marcado por el Insabi, que concentra las compras de medicamentos a través de esta institución manejada por el gobierno federal.

De los seis estados que no se han sumando al Insabi, tres están manejados por el PAN (Aguascalientes, Guanajuato y Tamaulipas), uno por un independiente (Nuevo León) y otro pertenece a Movimiento Ciudadano (Jalisco), mientras que uno es dirigido por la alianza Morena, PT y Encuentro Social (Morelos).