• Son nueve los inmunológicos que incluye el cuadro básico que establece la Cartilla Nacional de Salud

Oaxaca de Juárez, Oax., 19 de mayo de 2022.- Las vacunas son la principal medida de prevención contra enfermedades que pueden ocasionar graves daños a la salud, discapacidad e incluso la muerte, sobre todo a quien tiene un sistema inmunitario en desarrollo como son las y los niños; cada año los inmunológicos salvan alrededor de tres millones de vidas.

De ahí, que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) hacen un llamado a la población a tener actualizados los esquemas de vacunación para proteger el bienestar de las nuevas generaciones y coadyuvar en el avance de la erradicación de múltiples enfermedades.

Y es que aseveró que gracias a las Jornadas de Vacunación que se han desplegado en todo el país se han logrado erradicar patologías severas como la poliomielitis -devastadora entre la niñez- y la difteria, así también por muchos años se mantuvo en cero casos de sarampión en México.

La dependencia explicó que las vacunas estimulan la producción de anticuerpos con el objetivo de proteger al organismo y combatir a los virus, gérmenes y bacterias, por ello constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido a la humanidad, ya que protegen a la persona vacunada, así como a quienes viven a su alrededor y por ende a la comunidad en general.

Son nueve los inmunológicos que incluye el cuadro básico que establece la Cartilla Nacional de Salud, que inician desde el nacimiento de un bebé con la aplicación de la dosis de BCG (Tuberculosis) y Hepatitis B.

A los dos meses de edad corresponde la hexavalente acelular, rotavirus, vacuna conjugada contra neumococo 13 valente; a los cuatro meses: hexavalente acelular, rotavirus, vacuna conjugada contra neumococo 13 valente; y a los seis meses: hexavalente acelular, y primera dosis de influenza y al mes segunda dosis, a partir de esta edad es necesario el suministro anual de este inmunológico.

Así también al año cumplido se aplica la SRP (sarampión, rubeola y parotiditis), vacuna conjugada contra neumococo 13 valente, en tanto a los 18 meses: hexavalente acelular; a los cuatro años DPT (refuerzo) y a los seis años SRP (refuerzo); en el caso de las y los adolescentes de 11 años que no tengan antecedentes de la vacuna rubiola, sarampión y hepatitis B se les dota de la dosis.

Es importante, que las personas revisen la Cartilla Nacional de Salud y sepan qué vacunas deben aplicarse a los menores de edad, entre las recomendaciones antes de acudir a la inmunización son: dormir bien y mantenerse hidratado en el trascurso del día, acudir con cubrebocas al Centro de Salud más cercano, y de presentar síntomas de enfermedad, reprogramar la inoculación hasta que la persona se encuentre recuperada.

Después de la aplicación de la vacuna, algunos menores de edad pueden presentar fiebre, por lo que es necesario controlar la temperatura con medios físicos, continuar con el seno materno exclusivo y brindar paracetamol oral para quitar las molestias. Ante cualquier otro síntoma, se debe acudir a valoración médica.

La dependencia indicó que no siempre se pueden aplicar las vacunas a todas las personas, por ejemplo, a quienes padecen alguna enfermedad alérgica, por tal motivo, es importante consultar al profesional de salud antes de su aplicación para evitar riesgos.