Carmen Martínez.

La noche del 27 de mayo fue un momento de angustia y desesperación para algunos comerciantes del Mercado de Abasto, todo por un incendio que inició alrededor de las 20:50 horas y que consumió gran parte de su mercancia.

El fuego afectó cerca de 150 establecimientos que estaban repletos de productos como canastos, huaraches, ropa y demás que, de acuerdo con los propietarios, se reflejan en pérdidas económicas de millones de pesos.

Conforme pasaban las horas, los locatarios mostraban su impotencia, enojo y dudas de cómo recuperar su mercancía perdida, por ello, sus compañeros comerciantes decidieron brindarles su apoyo.

Durante el día de ayer, todos los comerciantes del Mercado apoyaron con las labores de limpieza y rescate de productos que no fueron tocados por el fuego, todo bajo el resguardo de policías estatales y municipales para evitar actos de rapiña; además, les proporcionaron alimentos para quitarle peso al trabajo.

Anoche se volvieron a prender las alarmas ante el reporte de que el incendio se había reactivado, pero esta vez, personal de Bomberos lograron controlarlo rápidamente, por lo que las labores de remoción de escombros y limpieza pudieron continuar.

Hasta este viernes continúa el conteo de daños, pero el Gobierno del Estado anunció desde ayer que se destinarán 100 millones de pesos para arrancar con los trabajos de rehabilitación y mejoramiento de la Central de Abasto.