Redacción.

Rosa Alba Pérez Santiago, síndica municipal de Santo Domingo Barrio Bajo, en la Villa de Etla, acusó violencia de género en su contra, por parte de pobladores de dicho municipio.

Declaró que el 17 de febrero del año en curso, “fui ratificada como síndica municipal”, en donde se contó con la participación de 260 ciudadanos, y que además, 40 personas más fueron retirados de la Asamblea para la elección de las autoridades.

Sin embargo, señaló que estas personas “un mes antes estuvieron en una radio comunitaria con una persona que se dice ser locutor, y ahí se estuvo incitando a la violencia de género”.

El supuesto locutor, declaró Pérez Santiago, “nos estuvo atacando no de manera política, sino de manera personal, como mujer, como madre, no nos daba crítica de cuestión política, si no denigrando nuestro trabajo”.

La síndica reiteró que “el pueblo es el que manda” y fue la misma comunidad quien la eligió para el cargo, lo que molestó a Noé Lauro Santiago Ruiz, Fausto Enríquez Morales, Ediberto Enríquez Morales y Mayra Enríquez Reyes, a quienes señaló como las personas que crearon esta violencia hacia su persona y su familia.

Por este motivo, Rosa Alba Pérez Santiago no descarta proceder jurídicamente ante los ataques que ha sufrido tanto ella como su familia.