Carmen Martínez.

Integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), realizaron este día una marcha, a 15 años del intento de desalojo durante el conflicto social de 2006; en la movilización de hoy, exigieron poner fin a la impunidad en Oaxaca, aplicando cárcel contra el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Durante el mitin encabezado por la dirigencia del magisterio en el zócalo de la ciudad capital, la Sección 22 señaló que en los hechos del 2006 se registraron muertos, lesionados, detenidos y desaparecidos, de los cuales responsabilizaron a Ruiz Ortiz, quien en ese entonces estaba en el cargo de Gobernador de Oaxaca.

“El pueblo de Oaxaca, n la madrugada del 14 de junio, salió a defender a sus maestros, salió la sociedad a auxiliar y sobre todo a defender su territorio y nuestra dignidad; cuando las voces se escucharon, las siete regiones al interior de nuestro estado, padres de familia, organizaciones, colectivos, nos concentramos a partir de esa tarde para poder reorganizarnos y decir que el magisterio oaxaqueño no estaba solo”, dijo Eloy López Hernández, secretario general de la Sección 22.

Por ello, López Hernández reiteró que no habrá “ni perdón ni olvido” para los actos de represión en contra del magisterio, en manos de Ulises Ruiz Ortiz, por lo que la Sección 22 seguirá en exigencia de cárcel contra el ex gobernador, así como rechazar cualquier tipo de represión contra el movimiento magisterial.