Desde que hace ocho meses se inició un plan integral para atender la migración, el cruce de migrantes hacia Estados Unidos se redujo en 74.5 por ciento y quienes esperan en la frontera norte su trámite de asilo en el vecino país pasó de 50 mil mensuales, el pico más alto, a 2 mil 500 en la actualidad, informó hoy el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

En un informe sobre la situación migratoria en México, el canciller rechazó que México haya usado de forma desproporcionada la fuerza contra migrantes a través de la Guardia Nacional durante el paso de la más reciente caravana por el sureste del país.

Dijo que hubo una reacción porque 700 personas pretendieron entrar por la fuerza para llegar a Estados Unidos, por lo que se tuvieron que adoptar decisiones pues los caravanistas desatendieron las reglas y opciones que otorga Mexico a migrantes.

“No hay personas heridas, la Guardia Nacional resistió una provocación importante de un grupo. Así se va a seguir actuando. La inmensa mayoría de migrantes ingresaron de manera pacífica y ahora muchos de ellos tienen condición de refugiados, porque tienen derecho. Lo que no tienen derecho es a entrar a México por la fuerza” .

Destacó que el número de personas que han solicitado refugio en México, como una de las opciones de estancia en el país, se incrementó en 70 por ciento.

A pregunta expresa sobre una eventual evaluación de Estados Unidos sobre los alcances del programa, dijo que no hay un seguimiento de esa naturaleza.

Hay reuniones continuas. Mencionó que, por el contrario, hay una buena relación, se han canalizado inversiones de México en El Salvador, Guatemala y El Salvador, por lo que ahora se está a la espera de que Estados Unidos concrete el ofrecimiento de inversión de 5 mil 800 millones de dólares en Centroamérica.

Para el canciller, en términos generales hay resultados positivos por la reducción del flujo de personas que ingresan al país de forma irregular, en la lógica de que el propósito del plan -dijo- es que las personas que están en territorio nacional lo estén de acuerdo a formas previstas en la ley como el refugio, que ha crecido “muchísimo”, o su incorporación a programas como Sembrando Vida.

Consideró que existen datos reveladores de los alcances del programa, como la reducción sustancial de las personas que se encuentran en las estaciones migratorias y albergues del Instituto Nacional de Migración, así como el número de “rescates” de indocumentados por parte de este organismo.

Comentó que el número de menores no acompañados que intentan cruzar México también se ha reducido sustancialmente.

Ante las críticas contra el maltrato dado a migrantes por las autoridades migratorias que hiciera el diputado de Morena Porfirio Muñoz Ledo, el canciller explicó que hay visiones diferentes sobre el fenómeno migratorio, porque desde la perspectiva gubernamental todo acceso de migrantes a México debe realizarse conforme a la legislación mexicana.

Por otro lado, de acuerdo al Instituto Nacional de Migración, durante 2019 Estados Unidos deportó a México a 211 mil 283 connacionales al país de los cuales 12 mil 770 eran menores de edad.

Vía La Jornada.