Recientemente, este diario publicó la historia de Tikiiri, una elefanta de 70 años sobreexplotada que presenta evidentes cuadros de desnutrición.

La tarde de este jueves, la organización Save Elephant Foundation publicó una foto en la que Tikiiri aparece recostada rodeada de trabajadores del festival budista de Sri Lanka.

Los testigos señalan que la paquidérmica se desmayó durante su jornada laboral.

La hembra era obligada a caminar varios kilómetros durante 10 noches consecutivas para rendir culto, junto con otros 59 elefantes, a Ganesh.

“Es hora de dejar de usar animales en las ceremonias”, declaró Save Elephant Foundation vía Facebook.

Con información de Russia Today.

Vía 24 Horas.