Gus Sánchez

Este día, la ciudadanía comenzó a buscar a Oswaldo García Jarquín, presidente del municipio de Oaxaca de Juárez, quien lleva varios días “desaparecido” de su cargo, de su gente y de la ciudad, que día a día presenta diversos conflictos que aún no han sido atendidos.

En los últimos días la ciudad capital ha sido bloqueada por el Sindicato independiente “3 de Marzo” quienes reclaman mejores condiciones para desempeñar su trabajo así como también la falta de pago para combustible.

El gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, comentó en entrevista que el fin de semana, el edil capitalino le solicitó un adelanto de participaciones donde la secretaría de finanzas otorgó a Oswaldo García Jarquín, la cantidad de 20 millones de pesos, misma que él solicitó para darle solución al conflicto con el sindicato de limpia.

El gobernador indicó que apoyaron al presidente municipal para que haya armonía en la ciudad, donde exhortó a los involucrados a mantener el diálogo, asimismo recalcó que este asunto es una responsabilidad municipal.

Sin embargo, ya con el dinero otorgado, el edil no lo ha aplicado para darle solución al conflicto con el sindicato, quienes continúan bloqueando las calles de la ciudad, además que en algunas calles se puede observar gran cantidad de basura.

Oswaldo García Jarquín prefiere esconderse a dar la cara, está muy claro que poco le importan los asuntos de la ciudad al quedarle algunos meses para finalizar su administración, está preocupado por ver que se llevará en vez de darle solución y atender a la ciudadanía.

Un claro ejemplo es el DIF Municipal que también ha cerrado diversos programas y albergues para apoyar a las personas en situación de calle, el conflicto con el sindicato 3 de marzo, los incontables baches entre otros, es notorio que ya no quiere nada que tenga que ver con temas del municipio.

El edil capitalino no ha dado la cara a las diversas organizaciones que le demandan una solución, pero si ha utilizado sus redes sociales para manifestar, muy soberbio, que tiene enemigos que buscan perjudicarlo, que la información que se genera sólo son ataques hacia su persona, como si su trabajo en el municipio fuera excelente.

Ante esta serie de conflictos que arrastra el edil, integrantes de su cabildo le han dado la espalda, comienzan a lavarse las manos dejándolo solo en el problema, tal es el caso del regidor de Imagen, Desarrollo Urbano Obras Públicas, Centro Histórico y Patrimonio Mundial, Pavel Renato López Gómez, quien en sus redes sociales señaló que “A menos de tres meses para concluir, esta administración se empieza a despedir como una de las peores en la historia de nuestro municipio.

“Hoy poco o nada le importa al presidente municipal un Oaxaca de Juárez caracterizado por una falta de gobernabilidad a la que expreso mi total rechazo” expresó.

Ya veremos qué sucederá en el Municipio de Oaxaca, mientras tanto a la ciudadanía oaxaqueña sólo le queda seguir buscando al presidente municipal de Oaxaca de Juárez o esperar a que ocurra un milagro.