El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy que su gobierno no entregará más concesiones a empresas mineras y, al contrario, pidió a las compañías invertir y cuidar el medio ambiente, así como contemplar incrementos en los sueldos de los trabajadores.

Recordó que durante las más de tres décadas del “periodo neoliberal” se concesionaron 80 millones de hectáreas a las mineras, entre ellas a las canadienses, de las 200 millones de hectáreas que integran el territorio nacional, lo que representa el 40 por ciento.

En el municipio de Concepción del Oro, Zacatecas, precisó que se mantendrán las concesiones canadienses, “no vamos a cancelarlas pero ya no vamos a seguir entregando nuevas concesiones para la explotación minera porque fue mucho lo que se entregó”, dijo.

En la sede del Hospital Rural que lleva el nombre del municipio, el Presidente expuso que las concesiones mineras, “se obtuvieron no para producir sino para especular financieramente”.

Detalló que hace cuatro años, después de mucho tiempo de lucha de la oposición, las mineras, “empezaron a pagar un impuesto por la extracción de minerales, porque cuando (el expresidente Carlos) Salinas se condonaron impuestos a las mineras, no pagaban nada de impuestos”.

Ante un grupo de mineros que manifestaban su apoyo a estas decisiones, López Obrador indicó que esos impuestos extraordinarios se pueden destinar a mejorar la educación, las instalaciones educativas que están abandonadas, así como la salud y bienestar de los habitantes de esas regiones.

Agregó que en el municipio de Mazapil se ubica una de las regiones mineras más importantes de México y del mundo de producción de plata. “¿Cuál es nuestra posición al respecto: primero, que se mantengan esas concesiones”, manifestó.

Y añadió, “si lo analizamos, vamos a llegar a la conclusión de que ni en mil generaciones se terminarían de explotar los 80 millones de hectáreas que fueron concesionadas.

“Porque también se obtuvieron estos títulos de concesión, no para producir, para extraer el mineral sino para especular financieramente. Entonces, ya con lo que especularon tienen para producir, si ese es el propósito principal y no la especulación”, abundó.

En ese sentido, solicitó a las mineras no destruir el territorio nacional y que apliquen las mismas normas que las rigen en sus países, para no afectar el medio ambiente y el territorio nacional.

Además, pagarle a los trabajadores mineros mexicanos con sueldos similares a los que se otorgan en Canadá o Estados Unidos y cuestionó:

“¿Por qué se le va a pagar menos a un minero mexicano que lo que se les paga” a sus similares en ambas naciones.

En el evento, al que acudió el gobernador Alejandro Tello, y el titular del IMSS, Zoé Robledo, consideró que los recursos que se obtienen por la extracción minera deben ser entregados de forma directa a las comunidades, sin intermediarios.

“Que no pase ese dinero por muchas manos e instancias gubernamentales porque suele no llegar a su destino, se va quedando en el camino (…), ahora ese dinero se va entregar de manera directa a los pueblos mineros del país, ese es un planteamiento que se está haciendo”, concluyó al respecto.

Con información de Notimex

Vía La Razón.