San Blas Atempa, Oaxaca, 9 de mayo de 2021.- La comunidad zapoteca de San Blas Atempa, a través de sus autoridades comunitarias, agrarias y municipales, autorizó por unanimidad la implementación, dentro de su territorio, del Polo de Desarrollo para el Bienestar, que propone el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) como parte de las acciones para impulsar la actividad económica regional.

Durante la asamblea consultiva -que forma parte del proceso de consulta previa, libre e informada- mujeres y hombres ejercieron su derecho a participar y decidir sobre este proyecto estratégico, en el cual demandaron inclusión y expresaron abiertamente sus propuestas para ser tomadas en cuenta.

Ante representantes de la Secretaría de Gobernación (Segob) y del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), que fungieron como órganos garante y técnico, respectivamente, así como de 15 dependencias y entidades federales, representantes del gobierno estatal, autoridades indígenas, personas trabajadoras del campo y ciudadanía en general que asistió a la consulta, celebraron la incursión del Polo de Desarrollo en su comunidad como un conjunto de oportunidades que permitirán detonar la economía regional.

Las y los representantes que tomaron la palabra libremente para dar sus opiniones, con apoyo de un traductor a la lengua del pueblo binnizá, expresaron sus demandas por el cuidado del agua, el medio ambiente y los recursos naturales; pidieron que la mano de obra especializada sea contratada en el municipio, que haya empleos bien remunerados y que el Polo de Desarrollo sea acompañado con proyectos de educación superior y servicios de salud de calidad.

El representante de la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Segob reafirmó el compromiso del gobierno federal de garantizar el derecho a la participación de las comunidades en los proyectos de desarrollo.

La representación del INPI expresó frente a la asamblea que el Gobierno de México garantiza el derecho colectivo de las comunidades indígenas a decidir en proyectos que impactan de manera directa en sus territorios. En ese sentido, afirmó que todas las participaciones de autoridades y representantes de San Blas Atempa quedarán asentadas en un acta junto con los compromisos adquiridos, con el fin de integrar un esquema de seguimiento.

Con lo anterior se busca brindar certeza jurídica a través de los acuerdos consensados y firmados, en los que la comunidad podrá emitir sus opiniones para que sean tomadas en cuenta en el diseño y operación del Polo de Desarrollo, así como para integrar su visión comunitaria en el proyecto con pleno respeto a su derecho de libre determinación.

El representante del CIIT refirió que los Polos de Desarrollo impulsarán la instalación de empresas que se vinculen con las actividades productivas de la región y contribuyan a la generación de empleos, cuidando en todo momento el cumplimiento a la normatividad de protección ambiental.

Afirmó que se acompañarán de acciones para fortalecer los sectores productivos y las habilidades de las y los jóvenes, a fin de que puedan incorporarse en las nuevas empresas. Asimismo, agradeció el interés de la comunidad de sumarse a este proyecto y aseguró que atenderá las peticiones emanadas de la asamblea y, en su caso, involucrará a las dependencias y entidades del gobierno federal y estatal que tengan competencia para su atención.

En un ambiente de diálogo, la Asamblea General de San Blas Atempa, que es el máximo órgano de toma de decisión de la comunidad, acordó tener participación en todas las determinaciones que se tomen con respecto al Polo de Desarrollo frente a los observadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, que funge como aliado en la implementación del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec y acompaña en las consultas.

Luego de que las cinco agencias del municipio otorgaron su autorización para implementar el proyecto, asentaron en el acta de acuerdos que instalarán mesas de trabajo permanentes para asegurar que los beneficios sean equitativos y garantizar su participación en el diseño y operación con respeto a las formas de vida de la población.

Con el objetivo de dar continuidad a los trabajos y mantener el diálogo abierto, se integró una Comisión de Seguimiento y Verificación de Acuerdos, que contará con la participación del presidente municipal, comisariado de Bienes Comunales, habitantes de las comunidades y una persona representante de cada dependencia federal.

Para llegar a la etapa consultiva, el pasado fin de semana se llevó a cabo una asamblea informativa en la que autoridades federales presentaron pormenores del Polo de Desarrollo y abrieron un lapso para su análisis por parte de las comunidades, a fin de que hoy externaran el sentido de su decisión, en este caso, a favor del proyecto.