• La Galería “Monte Albán” de la Casa de la Cultura Oaxaqueña alberga los acontecimientos que narra los hechos de este edificio del siglo XVIII

    Oaxaca de Juárez, Oax. 23 de noviembre de 2020. El titular de la Secretaría de Turismo de Oaxaca, Juan Carlos Rivera Castellanos y el director general de la Casa de la Cultura Oaxaqueña (CCO), Jesús Emilio de Leo Blanco, inauguraron la reubicación de la línea del tiempo que narra la historia del Ex Convento de Santa María de los Ángeles -edificio del siglo XVII- y que ahora se alberga de manera permanente en la Galería “Monte Albán” de esta institución.

    La línea del tiempo refiere los acontecimientos más importantes del edificio ubicado en el barrio de los Siete Príncipes que, durante muchos años, fue el Convento de Santa María de los Ángeles que alojó a las monjas de la orden de las capuchinas descalzas hasta convertirse en el inmueble que alberga la Casa de la Cultura Oaxaqueña desde hace 49 años.

    Al respecto, el titular de la Secretaría de Turismo, Juan Carlos Rivera Castellanos, acompañado de su esposa María del Pilar Gómez Martínez, destacó la importancia de que la historia de un inmueble emblemático de la capital oaxaqueña quede plasmada en sus muros, ocupando un espacio digno, que le permita a las y los usuarios apreciar los acontecimientos más relevantes.

    Recalcó que al ser Oaxaca un estado rico en historia, este inmueble representa parte de su identidad que guardan innumerables sucesos y que es de gran atracción para el turismo cultural, por ello consideró indispensable que los espacios, como la Casa de la Cultura Oaxaqueña, se encuentre a la vanguardia y muestre estos sucesos.

    En tanto, el director general de la CCO, Jesús Emilio de Leo Blanco, indicó que tras un trabajo previo de mantenimiento físico a esta institución se determinó reubicar la línea del tiempo para que pudiera ser apreciada por las y los ciudadanos de una manera más accesible.

    Señaló que el montaje estuvo a cargo del Departamento de Promoción y Difusión, en el que se realizó un trabajo previo de diseño gráfico con distinción de la institución. Se utilizó el vinil como material principal para ubicar los años y los acontecimientos de cada etapa, adaptando también imágenes que pudieran ilustrar algunos sucesos importantes del Ex Convento de Santa María de los Ángeles.

    Explicó que para el periodo en que inició la historia de la Casa de la Cultura Oaxaqueña en este inmueble, a la línea del tiempo se le agregaron las firmas de los artistas plásticos oaxaqueños de Francisco Toledo y Rufino Tamayo, quienes en su momento exhibieron sus obras en las galerías de la institución.

    Con ello, expresó, la Casa de la Cultura Oaxaqueña se apuntala para convertirse en un importante centro cultural para que pueda ser disfrutado y visitado por propios y extraños, cuando las condiciones sanitarias así lo permitan.