Redacción.

Este martes, un grupo de pescadores lograron rescatar a una tortuga laúd que se encontraba en La Ventanilla, Santa María Tonameca, lugar en donde esta especie en peligro de extinción perdió su rumbo.

De acuerdo con los pescadores, la tortuga laúd se introdujo entre los manglares y la laguna donde estaba siendo atacada por cocodrilos, por lo que no dudaron en sacar al ejemplar y llevarla con las autoridades pertinentes.

Biólogos del Centro Mexicano de la Tortuga, cuyas oficinas se localizan sobre la carretera Puerto Ángel – San Antonio, kilómetro 10, perteneciente a Santa María Tonameca, atendieron a la tortuga laúd rescatada, a quien, posterior a su valoración médica y con el reporte de su buen estado de salud, fue liberada en el mar.

La tortuga laúd es una de las especies de tortuga marina de mayor tamaño. Estos seres gigantescos pueden alcanzar unos dos metros de longitud y pesar hasta 900 kilos. Es la única tortuga marina con un caparazón blando, de ahí su nombre común, “espalda de cuero”.