Berlín. Cinco encuentros de la 26ª jornada de la Bundesliga comenzaron a las 13:30 GMT, a puerta cerrada, por lo que Alemania se convirtió en el primer gran país futbolístico en reanudar su campeonato tras el parón forzoso de más de dos meses por la pandemia del nuevo coronavirus.

El partido estrella del sábado, el Derbi del Ruhr entre el Borussia Dortmund, segundo a cuatro puntos del líder Bayern Múnich (que jugará el domingo) y el Schalke (6º) comenzó un minuto después que los otros cuatro partidos, por primera vez en la historia del club sin la presencia de aficionados en las gradas.

Afp