Creyente de las hipótesis de que la Tierra en realidad no es redonda, Mike Hughes, conocido como ‘Mad Mike‘, decidió comprobar por sí mismo sus ideas a sus 64 años. Sin embargo, no vivió para contarlo.

Su plan consistía en lanzar un cohete, que fuese impulsado por vapor, para llegar a la línea Kárman, la barrera que separa a la atmósfera de la Tierra y el espacio exterior. Fue con la ayuda de su colaborador Waldo Stakes que logró construirlo en su jardín.

El proyectil logró despegar, pero explotó durante el proceso y terminó estrellado contra el suelo, en un desierto ubicado en Barstow, a 180 kilómetros al norte de Los Ángeles.

Science Channel, que forma parte de la cadena Discovery Channel y la cual estaba documentando el suceso para su nueva serie Astronautas Caseros dio su pésame en su cuenta de Twitter.

Su representante de relaciones públicas, Darren Shuster señaló que no creía que Hughes realmente estuviera de acuerdo con las teorías terraplanistas, sino que usaba ese argumento para conseguir financiamiento.

Vía La Razón.