Redacción.

Ciudadanos del municipio de San Miguel Ejutla mostraron su indignación luego de que una joven de 17 años fuera asesinada y quemada junto a su bebé de un año y 10 meses.

Los hechos se registraron el pasado domingo 28 de junio cuando María Concepción Aragón Cruz salió por la mañana de su domicilio en compañía de su pequeño hijo, quienes arribaron un mototaxi con rumbo desconocido.

Después de varias horas esperando su regreso, familiares de la joven estudiante de 17 años empezaron a mostrar inquietos.

Fue cerca de las 16:00 horas cuando los pobladores de San Miguel notaron una columna de humo proveniente del cerro conocido como ‘El Mexicano’, lugar donde cada año suben en peregrinación para celebrar a la Virgen de Juquila.

Ante el reporte de la humareda, policías municipales arribaron al lugar señalado y fue ahí donde descubrieron dos cuerpos en llamas; al apagar el fuego, comprobaron que se trataba de una mujer y su bebé, quienes ya no tenían signos vitales.

Personal del área especializada de feminicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE), así como agentes del Ministerio Público e investigadores de la misma área arribaron al lugar, la cual ya se encontraba acordonada por los policías.

Antes de trasladar los cuerpos al Instituto de Servicios Periciales localizado en San Bartolo Coyotepec para el estudio correspondiente y dictaminar la causa de la muerte, familiares de María Concepción confirmaron que se trataba de la joven y su pequeño hijo.

Mientras las autoridades iniciaron la carpeta de investigación del caso e iniciaron con las pesquisas para establecer la identidad de los presuntos responsables, familiares de María Concepción velaron a la joven madre y su hijo para posteriormente darle cristiana sepultura.

Por este hecho, el Municipio de San Miguel Ejutla envió sus condolencias a familiares y amigos de la joven, lo mismo ocurrió con el Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao), ya que la María Concepción era alumna del Plantel 11 Ejutla de Crespo.

Por otro lado, diversas personas allegadas a la joven, así como organismos feministas, iniciaron una campaña en redes sociales para exigir justicia por el asesinato de la joven y su bebé, quienes presuntamente fueron quemados cuando aún estaban con vida.