Carmen Martínez.

En la 65 Legislatura del Congreso de Oaxaca, la diputada Gabriela Pérez López se vanaglorió de presentar la propuesta de Ley, para prohibir el matrimonio infantil en el estado, una práctica que sigue vigente en varias comunidades, y que va en contra de los derechos de las menores de edad, que son obligadas a casarse.

Sin embargo, esta propuesta generó que Flavio Sosa Villavicencio, quien fuera diputado en el 61 Legislatura local, retomara el anuncio que hizo Gabriela Pérez en redes sociales sobre su propuesta de Ley, para recordarle que, en el año 2013, él promovió la iniciativa de prohibir el matrimonio infantil, misma que fue aprobada después.

Ante esta aclaración, la diputada Gabriela Pérez tuvo que reconocer su error, y señaló que su propuesta va encaminada a elevar la prohibición del matrimonio infantil, a derecho fundamental en la Constitución, ya que actualmente solamente está reformada en el Código Civil; “estoy segura más se unirán a esta lucha”, dijo.

“Es muy importante que algunas reformas a favor de las infancias se eleven a rango constitucional, la prohibición del matrimonio infantil es una de ellas. Lo reitero: es muy loable tu interés por el tema”, fue la respuesta de Flavio Sosa ante el señalamiento de Gabriela Pérez.

Este breve encuentro entre el ex legislador y la actual diputada donde buscaban obtener el crédito por la prohibición del matrimonio infantil, provocó algunas críticas, ya que para algunos ciudadanos, a los políticos se les olvidó resaltar lo verdaderamente importante, que es velar por los derechos de las niñas oaxaqueñas, no ver quién propuso la reforma de Ley.