En la cultura mexicana existe una práctica que es común de los hogares y se refiere a guardar alimentos en envases de otros productos como yogurt, mantequilla o crema.

Sin embargo, la Profeco advirtió que el uso de este tipo de envases de plástico para conservar alimentos es un riesgo para la salud.

Consideró que los envases son de un solo uso y que cuando se utilizan más de una vez, se espera, que se deterioren provocándoles grietas o fisuras.

En el caso de los alimentos, esto se convierte en la entrada de bacterias que pueden afectar la salud de los consumidores.

En la edición de septiembre de la Revista del Consumidor, la Profeco especificó que un envase de plástico es el envoltorio que está en contacto directo con un producto y su función es ofrecer una presentación para su venta.

Esto no significa que los envases sirvan para guardar otro tipo de comida.

Advirtió a usuarios atender a la aparición de un logotipo de una copa y un tenedor juntos, que  significa que el material del envase es apto para el contacto directo con los alimentos.

Lo recomendable es que la comida se conserve en recipientes creados para ello y, cuando sea posible, se les dé otro uso a los envases, como, por ejemplo, guardar objetos.

Bolsas herméticas

Las bolsas herméticas, que normalmente se usan para conservar alimentos, pueden reutilizarse siempre y cuando se laven adecuadamente por dentro y por fuera.

Es importante no utilizar agua caliente porque esto puede afectar la composición del plástico y aumentar las posibilidades de que los productos plásticos se propaguen a los alientos.

El caso en el que no se pueden reutilizar es cuando se ha guardado en ellas carne o pescado crudo por el riesgo de exponer a la contaminación de bacterias otros alimentos.

Con información de López-Dóriga Digital

Nota de origen: https://lopezdoriga.com/vida-y-estilo/por-que-no-se-debe-conservar-otros-alimentos-en-envases-de-plastico/

Fotografía de fuente original: La guía del Varón