• La Escuela Judicial realiza de forma permanente cursos, talleres, diplomados y conferencias

Al ser las y los juzgadores la columna vertebral del Poder Judicial del Estado, la formación especializada y profesionalización con apego a los principios de la excelencia, objetividad, imparcialidad y ética, constituye uno de los ejes principales en la administración del magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, aunado a que contribuye a la humanización del servicio que se brinda a la sociedad; por lo cual, a través de la Escuela Judicial, se realizan de forma permanente cursos, talleres, diplomados y conferencias.

Asimismo, se imparten los Estudios de Especialización Judicial en Derecho Civil-Mercantil, Derecho Familiar, Derecho Penal Sustantivo, Derechos Humanos y Sistema Acusatorio Penal, con una duración de un año, lo que permite actualizar a servidoras y servidores públicos de la institución junto con abogados de la comunidad jurídica.

Durante el periodo de contingencia sanitaria, la Escuela Judicial, generó las condiciones necesarias para dar continuidad a los procesos de formación, especialización y profesionalización en la institución, con el uso las herramientas tecnológicas como son las plataformas educativas virtuales para clases en línea.

El director del área, maestro Héctor Humberto Quevedo Vásquez señaló que vivimos un mundo globalizado donde la tecnología ha cambiado las dinámicas de competencia y el área académica no es la excepción; por ello, y ante el contexto de la pandemia, el Poder Judicial reforzó sus actividades a distancia.

Destacó que en alianza con diferentes instituciones y otros Poderes Judiciales del país se ha continuado la capacitación en diferentes temas, además de que ante la entrada en vigor de la reforma del nuevo sistema de justicia laboral, en 2021, en Oaxaca se fortalece la preparación del personal jurisdiccional que estará involucrado en la materia, siendo una de las actividades vigentes el Diplomado de Especialización sobre la Reforma en materia de Justicia Laboral.

A través de estas actividades, el Poder Judicial del Estado cumple con los compromisos institucionales y tratados internacionales en derechos humanos, los cuales señalan la necesidad de generar acciones de formación y capacitación en el rubro para su aplicación, principalmente en la función jurisdiccional, que responda a las exigencias y retos de la sociedad actual y a un servicio de calidad, ético, profesional y con rostro humano.