Redacción.

Greg Manteufel, de 48 años, es un hombre que acudió a una clínica en Milwaukee, Estados Unidos, después de contraer síntomas similares a los de una gripe. Donde tuvo que ser hospitalizado e intervenido quirúrgicamente en aproximadamente 7 ocaciones.

Esto se debió a lo que informó su esposa, una rara infección en la sangre por la lamida de un perro. Manteufel perdió parte de sus piernas y antebrazos  debido a la misteriosa enfermedad, ocasionada por la bacteria “capnocytophaga“, la cual se encuentra comúnmente en la saliva de los perros y gatos, pero en contadas ocaciones provoca enfermedades, según declaró la médica Silvia Muñoz Price, epidemióloga del Froedtert & the Medical College de Wisconsin, donde Manteufel es atendido.

De acuerdo con el testimonio de su esposa, a Greg todavía le restan 3 cirugías más, y se encuentra en espera de sus prótesis.

Por otro lado, para la doctora Price, esta situación no es para alarmarse pues “Es extremadamente raro. No se deshagan de sus mascotas. Continúen comportándose con ellos de la misma forma que lo han hecho hasta ahora”.

La infección fue atendida rápidamente con antibióticos, pero el mayor problema de Greg “fue que su cuerpo registró una respuesta enorme a su infección sanguínea original y detuvo la circulación a sus extremidades”, detalló la doctora.

Sorpresivamente, la infección no solo afectó las extremidades del hombre, sino que de igual forma, la punta de su nariz perdió circulación y tuvo que ser reparada por medio de cirugía.