Carmen Martínez.

Al considerar la situación de los desplazados de San Juan Copala y San Miguel Copala, la Coordinadora Internacional de Solidaridad por los Presos Políticos y Revolucionarios del Mundo, urgieron la creación de un Plan Nacional de Desplazamiento Forzado.

De acuerdo con la organización, existen 800 personas que fueron desplazadas de San Juan Copala, y otras 740 de San Miguel, pero que en total de todas las comunidades que conforman la etnia triqui en Oaxaca, existen cerca de dos mil desplazados en los últimos 10 años.

“Esta parte es muy cruel e inhumano y hasta ahorita no se ha resuelto ni hay planes federales tampoco para resolver un problema de este tipo, apenas se están reuniendo las comisiones a nivel parlamentario”, lamentó el representante de dicha organización.

Por este motivo, la Coordinadora recalcó la urgencia de que se cree un Plan Nacional para proteger a los desplazados, el cual permita también la intervención de la Guardia Nacional en la resolución de este tipo de conflictos, ya que “se ha solicitado su apoyo desde al año pasado y hasta ahora no hay acuerdo”.