Redacción.

Luego del incendio ocurrido el día de ayer en las instalaciones de la Delegación Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Oaxaca, Eduardo Rojas Zabaleta aseguró que la unidad dentro de dicha institución política se ha fortalecido.

En conferencia de prensa, el Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI señaló que los hechos que ocurrieron en sus oficinas ubicadas en Santa Rosa Panzacola, no afectó al trabajo institucional del partido, pero sí dejó claro que fue una intención de generar un conflicto político.

“Cuando se nos acaban las palabras empiezan los gritos, y cuando los gritos desesperados por llamar la atención no son suficientes empieza la violencia, y eso es lo que estamos viviendo”, agregó Rojas Zabaleta.

Por este motivo, hizo un llamado a los partidos políticos, asociaciones y a la población en general “que no violentemos Oaxaca, que no violentemos los procesos electorales que aún no inician, que nos pongamos de acuerdo como gente civilizada”.

Por último, exigió a las autoridades una investigación a fondo sobre el ataque hacia el PRI registrado el día de ayer; “los priistas y los oaxaqueños merecemos la verdad, que se investigue sin dejar de lado ninguna vertiente y que no se trate de salir por el camino fácil”, señaló.