Entre muchas mascotas, los perros se llevan el premio a la fidelidad pues, incluso en situaciones extremas, nuestros amiguitos de cuatro patas permanecen a nuestro lado.

Recientemente se dio a conocer una historia que conmovió y desconcertó en las redes sociales.

La historia de ‘Leo’, un perro tailandés que pasó cuatro años en el sitio donde se había extraviado esperando que su dueño regresara, se volvió viral en Internet.

Todo comenzó cuando la familia de ‘Leo’ salió de vacaciones, pero, durante una parada para cargar gasolina, Leo se bajó sin que nadie se diera cuenta y al parecer sus dueños no se percataron.

Desde entonces el perrito permaneció en el mismo lugar con la esperanza que sus dueños regresaran a buscarlo, así fue como pasaron cuatro largos años.

Sin embargo, no faltó mucho para que encontrara ayuda en otras personas y, durante gran parte de su espera, una mujer le daba de comer y trataba de cuidarlo, sin embargo, pese a estar enfermo y muy delgado, nunca se apartó del sitio.

Medios locales retomaron la historia cuando un hombre posteó que el perro permaneció durante muchos meses en el mismo lugar esperando a sus dueños.

La historia no tuvo un final triste pues, gracias a los medios de comunicación, la familia se percató y se contactó con el hombre.

La familia indicó que el perrito se llamaba ‘BonBon’ y que se había perdido tras un viaje familiar y, pese a buscarlo durante mucho tiempo, nunca se les había ocurrido buscarlo en la carretera.

Cuando llegó el momento del esperado reencuentro ambos se emocionaron, sin embargo, la historia dio un giro totalmente inesperado pues, al intentar subirlo al coche BonBon no accedió, pero, cuando la mujer que lo había cuidado cuando no tenía hogar lo intentó llevar a su casa, el animal aceptó y se dejó llevar.

Sin duda, esta decisión de BonBon dejó a más de uno sorprendido y a la familia sin palabras.

Pese a esto, ellos lo tomaron de una buena manera y aceptaron la decisión del perro e incluso, prometieron ir a visitarlo de manera regular y hasta pagaron la atención veterinaria que necesitaba.

En redes sociales la historia dejó a más de un usuario desconcertado pues, pese a los cuatro años que se quedó esperando a su familia, la mujer que lo cuidó se fue ganando su corazón hasta el punto de preferirla.

Vía Excélsior.