Atlanta.- Dan igual las formas, Patriotas de Nueva Inglaterra siempre encuentra la manera de llevarse la gloria.

Con un sólida actuación de su defensiva y prácticamente con la imagen del mejor equipo del siglo XXI, el representante de la Conferencia Americana se proclamó campeón del Super Bowl 53 al vencer 13-3 a unos inofensivos Carneros de Los Ángeles en el majestuoso Mercedes-Benz Stadium repleto de sus aficionados.

Los pupilos de Bill Belichick no necesitaron de una buena versión de Tom Brady, les bastó con un activo Julian Edelman y un sólo touchdown para sumar el sexto Vince Lombardi de su historia, igualando a Pittsburgh en la cima histórica como las franquicias más ganadoras

Una cosa está clara, mientras sigan contando con la dupla Belichick-Brady, serán los dueños de la NFL y los Rams fueron su última víctima.

 

Jorge Briones – El Sol de México.