Un incendio de importante magnitud se desató en la tarde de este lunes en la emblemática catedral de Notre Dame, en París. Mientras que por el momento se desconocen los motivos que provocaron el siniestro, un gran despliegue de bomberos intenta controlar las llamas, informan los medios locales.

La aguja central de la catedral de Notre Dame de París se derrumbó devorada por un incendio que afectó a buena parte del tejado del templo gótico.

“Todo está siendo devorado por las llamas. No quedará nada de la estructura, que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro”, declaró el portavoz de la catedral, André Finot.

Las primeras imágenes del templo afectado por el fuego comenzaron a circular en las redes sociales.


Lanchas de prefectura por el río Sena marchaban hacia esa dirección y miles de personas miraban el tremendo espectáculo desde los puentes. Ambulancias y camiones de bomberos también llegaron hasta el lugar.

“Yo veo el fuego en el medio de las dos torres de Notre Dame. Un humo color amarillo, tóxico aparece en grandes nubes que cubren la Rive Gauche de Paris. Aparentemente es en el techo”, contó a Clarín Tomas de Diego, un argentino que trabaja en Francia y pasaba casualmente por el lugar.

La catedral es considerada uno de los grandes ejemplos góticos de la arquitectura. Comenzó a ser construida en 1160 y finalizó en 1260. Sufrió daños durante la revolución francesa.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, lamentó en la misma red social este “terrible incendio” e indicó que los bomberos están intentando controlar las llamas. Urgió también a los residentes a respetar el cordón de seguridad que se ha levantado alrededor del sitio.

La catedral de Notre Dame, con alrededor de 13 millones de visitantes al año, es el monumento histórico más frecuentado de Europa.

Vía: Clarín.