Carmen Martínez.

Trabajadores de base y de confianza del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), tomaron las oficinas de la Delegación Estatal, ubicadas sobre la calle de Amapolas en la colonia Reforma, ciudad de Oaxaca de Juárez.

Esta protesta se debe a que en dichas oficinas no cuentan con protocolos para prevenir el contagio de Covid-19 entre el personal que labora ahí, por lo que consideraron se está vulnerando su salud.

Los empleados informaron que ya existen dos casos confirmados del coronavirus entre sus compañeros, además de que hay otros dos catalogados como sospechosos, por lo que exigieron a las autoridades brindarles seguridad para poder trabajar protegiendo su salud.

Por último, señalaron como responsable de esta situación a José Eduardo Arredondo Carrasco, quien es el encargado de la Delegación Estatal del ISSSTE en Oaxaca, mismo que no ha atendido las demandas de los trabajadores.