Gus Sánchez

Guatemala fue testigo de una de las tantas bodas mexicanas que lleva como bandera la 4T, esa que pregona la austeridad. Los novios Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera y Carla Humphrey, consejera electoral.

Eligieron el país de Guatemala para que la boda pasara desapercibida, pero no contaban con que una de las invitadas (funcionaria del Gobierno de México, desde luego de la 4T), viajó en un avión privado con miles de dólares no declarados, razón por la cual la policía le confiscó el dinero y detuvieron a la funcionaria.

Quien realizó el viaje fue Paola Félix Díaz, ahora exsecretaria de Turismo de la Ciudad de México, quien faltó al código de ética propuesto por la 4T al viajar en un avión privado, donde la acompañaba su esposo Jorge Rizo.

Indican que el avión es propiedad de Juan Francisco Ealy Ortiz, propietario de El Universal.  Otro invitado a dicha boda fue Alejandro Gou, productor de TV, quien fue el responsable del desfile de Día de Muertos que organizó Paola Félix Díaz, situación que señala que existe un conflicto de intereses.

La policía de Guatemala, descubrió en el Aeropuerto Internacional La Aurora, 35 mil dólares no reportados, los pasajeros no fueron arrestados sin embrago los retuvieron, alrededor de 5 horas, para que pudieran explicar de dónde provenía el dinero.

Indicaron que el dinero era para gastos médicos de Ealy, sin embargo, la investigación ocntinuará y es probable que Santiago Nieto acuda a declarar y se esclarezca el origen de los 35 mil dólares que por lo pronto quedaron confiscados.

Cuando se dio a conocer la noticia, Paola Félix Díaz renunció a su cargo, pero se cree que fue la misma jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien tomó la decisión de despedirla inmediatamente ya que no era la primera vez que le hacía pasar por un momento incomodo, la primera vez fue cuando Félix Díaz se casó en una gran fiesta durante los tiempos de pandemia por el COVID-19.

Foto: Cuartoscuro