La noche del 2 de junio, un jefe de familia sorprendió a un conductor de Uber durante el ataque sexual contra su hija en Mays Chappel, Baltimore.

La joven de 25 años notificó a sus padres, al rededor de la media noche, cuando inició su viaje de regreso a casa y tras demorar varios minutos, su papá decidió rastrear la unidad.

Finalmente, el padre localizó el automóvil y al acercarse, descubrió que el chofer la estaba violando.

El verse descubierto, el automovilista emprendió la huida; sin embargo, el hombre llamó al 911 y el atacante fue detenido.

Ahora, el presunto violador, Joshua Jamaal Robinson, enfrenta cinco cargos distintos, entre ellos violación y asalto.

Cabe mencionar que Uber Technologies Inc. facilitó los datos del ahora imputado, de 31 años, para facilitar su arresto.

Con información de CBS Baltimore

Vía 24 Horas.