Carmen Martínez.

La capital oaxaqueña sigue siendo blanco para distintos bloqueos y marchas, orquestadas por diferentes organizaciones; a estos grupos, incluso se les olvida la pandemia del Covid-19 y convoca a gran número de sus agremiados para provocar caos vial.

Y es que, desde la tarde de este miércoles, el movimiento Antorcha Campesina instaló un plantón en la calzada de Pino Suárez, esquina con la calle Constitución, a unos metros del Paseo Juárez El Llano; esto, pese a que su dirigente, Dimas Romero González, dijo en días pasados que dicha organización no se caracteriza por bloquear o afectar a la ciudadanía.

También, la organización Sol Rojo se concentró en la carretera federal 190, en jurisdicción con el municipio de Santa Lucía del Camino, donde, junto a otros grupos supuestamente sociales y sindicales, salieron en marcha rumbo al centro de la ciudad de Oaxaca.

El presunto motivo de esta movilización, es la exigencia de justicia de varios detenidos y desaparecidos, que son afiliados a Sol Rojo, con las mismas minutas de sus anteriores marchas y protestas en la ciudad.

Otro grupo que afecta a la ciudadanía con sus protestas, es el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (STEUABJO), el cual, por cuarto día consecutivo, activó un bloqueo sobre la avenida Universidad, esto, para exigir la entrega de 12 millones de pesos.

“¿Por qué todas las personas que bloquean las calles no piensan que a los únicos que perjudican son a los ciudadanos comunes y corrientes, ustedes creen que las autoridades van a ir a leer sus pancartas?”, ha sido uno de los comentarios más constantes de la ciudadanía, que muestra su hartazgo a tanto bloqueo sin sentido en la ciudad de Oaxaca.