El primer mandatario consideró que se viven ahora tiempos de unidad en los que se deben buscar nuevos caminos y métodos para avanzar hacia un mejor país.

En ese sentido, dentro del marco de la presentación de los Programas Integrales para el Desarrollo de La Laguna, recordó que él durante mucho tiempo fue opositor y sin embargo nunca recurrió a ese tipo de expresiones.

Nunca usé muera el PRI o muera el PAN.

Además, dijo que en el ámbito político las contiendas se deben dar en buena lid, donde los participantes no se deben ver como enemigos, sino en todo caso como adversarios.

Sus primeras alusiones al respecto las hizo cuando apenas arrancaba la reunión oficial de trabajo y la concurrencia repetía una y otra vez a coro: “muera el PRI, muera el PRI…”.

Ante tal situación, López Obrador hizo uso de la palabra fuera del protocolo del programa para pedir respeto a todos. “No hay rivalidad política, ya se acabó la campaña, ahora tenemos que reconciliarnos para sacar adelante a México, a Coahuila, a Durango y La Laguna”, puntualizaba.

Expresó que son tiempos en los que el gobierno debe estar del lado de los ciudadanos y viceversa, al tiempo que citó a Benito Juárez: “Nada por la fuerza, todo por la razón”.

Miguel Ángel Campos Pacheco | Noticias de El Sol de la Laguna