La Jornada.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que en Guerrero y Oaxaca se lleva a cabo la notificación de los maestros que serán despedidos por faltar más de tres días en un plazo menor a 30 días, conforme lo establece la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Indicó que en Oaxaca se reporta un avance del 34 por ciento, abarcando 26 municipios de ocho regiones.

En Chiapas, donde los últimos días se han realizado marchas y acciones de protesta de miles de maestros disidentes y padres de familia en contra de la reforma educativa, la SEP señaló que “debido a la actitud beligerante de la disidencia magisterial agrupada en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), las notificaciones se están realizando por diversas vías, para garantizar la integridad de los notificadores”.

En caso de Michoacán, indicó que se realizan los trabajos para la organización del proceso de notificación a los trabajadores que “incurrieron en el incumplimiento de su obligación de acudir a sus labores”.

Detalló que en las notificaciones se otorga al personal involucrado un plazo de 10 días hábiles para que manifieste lo que a su derecho convenga, en relación a sus inasistencias. Transcurrido este plazo, agregó, “la autoridad educativa resolverá la procedencia o no de la separación del servicio activo del trabajador”.

Las autoridades educativas de las cuatro entidades, señaló la SEP, conforme a sus respectivos calendarios para la generación de los pagos al personal, “aplicarán los descuentos por inasistencias al personal del sostenimiento estatal, y tramitarán ante la Secretaría las mismas medidas, para quienes prestan sus servicios en los planteles de sostenimiento federalizado, quien a su vez atenderá estas peticiones, de acuerdo a su propio calendario de proceso de pago al personal”.