Luis Carrasco.

Pese a que se instalaron en el zócalo de la ciudad de Oaxaca por tiempo indefinido, y con ello realizan la venta de diferentes productos, mujeres desplazadas de San Juan Copala rechazaron estar en el lugar por fines comerciales.

“Aquí nos catalogan como comerciantes y realmente somo mujeres desplazadas de San Juan Copala, y nos catalogan así; que vean de fondo qué asunto estamos manifestando”, señalaron las mujeres triquis.

Y es que, la madrugada de este jueves, elementos de la Policía Municipal de Oaxaca de Juárez realizaron un operativo para retirar los puestos ambulantes que estaban en el zócalo, lo que generó un conflicto verbal en el lugar.

Por eso, ahora las mujeres triquis se mostraron renuentes a retirarse de ahí, y colocaron  en el suelo los productos que tienen a la venta aunque niegan ser comerciantes, y aseguraron que no se retirarán del lugar hasta que obtengan una mesa de diálogo con las autoridades correspondientes.

Son alrededor de 70 mujeres desplazadas las que permanecen en el zócalo de la ciudad, mismas que viven un conflicto con San Juan Copala desde hace poco más de 10 años; quienes viven en la intemperie con sus hijos, pese a que actualmente se vive una emergencia sanitaria por el Covid-19, y que en días pasados dos laureles se cayeron de la zona, y más arbolado está en riesgo de pasar por lo mismo.