Redacción.

Como película de ficción e ironía de la vida, resulta que un hombre se vio intoxicado por consumir tanto alcohol en una fiesta, por lo que fue declarado muerto; sin embargo, mientras se encontraba en la morgue, este despertó para continuar con la fiesta.

Hace unos días en Polonia; los paramédicos de la ciudad de Siemianowice Slaskie, recibieron el llamado de un transeúnte quien había hallado tirado en la calle el cuerpo de un hombre, quien se encontraba en estado inconsciente. Tras realizar los procedimientos adecuados, estos procedieron a certificar la muerte por sobredosis de alcohol de Krzysztof Nowak de 31 años.

Una vez en el depósito de cadáveres, Nowak despertó por las bajas temperaturas, recuperando la conciencia y clamando por ayuda. De acuerdo con los datos, fue el guardia de la noche quien escuchó con horror gritos que al correr para identificar de donde provenían, encontró que el ‘cadáver’ estaba despierto y exigía una explicación.

Mientras acudía la policía local, el empleado abrigó al ‘exdifunto’ con una manta, quien se recuperó del frío y contestó las preguntas de los agentes, para proceder a vestirse, reunir sus pertenencias y abandonar el lugar en un taxi con supuesto destino a su casa.

Sin embargo, según informó el taxista a los medios de comunicación, durante el transcurso del viaje, Nowak pidió ser llevado a la fiesta, de donde había salido antes de morir por intoxicación.