Carmen Martínez.

Tanto comerciantes establecidos de la ciudad de Oaxaca, como los propios ambulantes que han invadido las calles del centro de la capital, están a la espera de una mesa de diálogo con el edil Oswaldo García Jarquín, quien ha mostrado poco interés en regularizar la zona y devolver a la ciudadanía su libre tránsito.

Los locatarios formales, de mercados públicos y demás, incluso han amagado con también instalarse en las calles, ante las afectaciones en sus ventas, y aun así, el edil capitalino no les ha dado atención ni trabaja en una solución para un conflicto que podría terminar en violencia, ante el hartazgo de los comerciantes.

Por su parte, ambulantes del grupo de Carmen Luján, se manifestaron este día en el zócalo de la ciudad de Oaxaca, para pedir al Gobierno Estatal su intervención y obligue a Oswaldo García para que los atienda, ya que el munícipe les prometió espacios de trabajo legales, permisos para vender en la ciudad, y hasta la fecha no ha dado la cara.

“Sabemos que con las calles en las que ahorita estamos trabajando pues ocasionamos ciertos malestares, también al comercio establecido, a los mercados, pero no somos nosotros, ni es nuestra gente, sino es la negativa de un señor que no supo llevar las riendas de Oaxaca”, declaró Carmen Luján.

Por último, la dirigente de los ambulantes aseguró que ellos pagaron de 12 a 15 mil pesos al Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, por los espacios que ocupaban anteriormente en el zócalo de la ciudad de Oaxaca antes de ser desalojados; incluso, otros de sus compañeros llegaron a pagar hasta 30 mil pesos, y aún así, Oswaldo García no les da solución.