Luis Carrasco.

Aunque el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) asegura que las movilizaciones que ha realizado estos dos días en la zona metropolitana de Oaxaca de Juárez, son para exigir el retorno seguro de los desplazados de Tierra Blanca Copala; la organización social tendría un motivo oculto para el bloqueo que instalaron desde la tarde de este lunes en Hacienda Blanca, San Pablo Etla.

Y es que de acuerdo con información difundida, el trasfondo de sus protestas es porque el MULTI pretende desaparecer las órdenes de aprehensión por homicidio, que fueron giradas en contra de su líder Macario García Merino, así como condicionar que liberen a sus “presos políticos”, acusados de homicidio.

Estas intenciones de la organización social de proteger a su líder y agremiados, pasan por encima de los derechos de la ciudadanía oaxaqueña, que desde la tarde de ayer tiene que soportar un caos vial en la zona de Hacienda Blanca, y se aprovechen de la situación de los desplazados de Tierra Blanca para enmascarar sus intereses verdaderos.

Incluso, la Secretaría General de Gobierno (Segego) confirmó este martes que ya existe una mesa de diálogo permanente con los desplazados, misma que se realiza en coordinación con la Secretaría de Gobernación (Segob); por lo tanto, la razón que expresan integrantes del MULTI para su bloqueo, carece de sentido.

Con este tipo de chantajes y bloqueos, el MULTI solo quiere que sus líderes queden impunes ante los señalamientos de asesinatos y otros crímenes; además, el día de ayer, para su movilización en la capital oaxaqueña, mandaron traer ambulantes de Puebla en supuesto apoyo a sus demandas, ya solo falta que este grupo decida instalarse de manera definitiva en el zócalo de la ciudad.