Enrique Balbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca. – Un repartidor de comida murió de manera instantánea al supuestamente impactarse contra una pipa de gas L.P.

Otra versión, refiere que la unidad de motor aparentemente atropelló al motociclista, por ello, una de las llantas traseras le pasó por encima de la cabeza al joven conductor.

El hecho ocurrió alrededor de las 05:00 horas, sobre la avenida Venustiano Carranza, esquina con la vía 15 de mayo de la colonia San Isidro Oriente, de esta ciudad.

Fue personal del Centro de Control y Comando (C2), quien informó de lo ocurrido a los elementos de la Policía Municipal, quienes se apersonaron en el lugar.

Sobre la carpeta asfáltica se encontraba un joven, que vestía una playera de color negro y un pantalón de mezclilla en color gris, el cual se encontraba sangrando de la cabeza.

Cerca se hallaba la motocicleta que conducía, de color gris, con una caja de metal en color negro, que dice “Taquería El Paisa”.

Casi al mismo tiempo llegaron paramédicos de Cruz Roja Mexicana, quienes ya no realizaron la valoración de la persona, luego de confirmar que se encontraba sin vida.

El lugar de inmediato fue acordonado y resguardado por los uniformados, además de que se interrumpió de manera parcial la circulación de los vehículos en la zona.

En el lugar, estaba la otra unidad de motor involucrada, un pipa de la empresa Gas Flama Azul, en color blanco con azul, de la marca Ford, tipo F350, con placas de circulación  RY-35-674 del estado de Oaxaca, cuyo conductor se identificó como C. S. F. G., de 39 años de edad.

Minutos después, llegó un elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) a realizar la inspección del cadáver e indagaciones pertinentes.

Al ser finalizadas las diligencias, el agente ordenó que el cadáver fuera trasladado por una carroza de funerales Cholula, al anfiteatro municipal El Gólgota, para la práctica de necro cirugía.

También ordenó el aseguramiento del conductor de la pipa, quien fue traslado a los separos preventivos municipales, en donde fue individualizado y un médico lo certificó, para después ser puesto a disposición del personal de la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca.

La moto y la pipa fueron remolcadas a un encierro particular, quedando también a disposición de las autoridades competentes.

Hasta la tarde de este viernes, aún no se presentaban familiares para realizar la identificación legal del cadáver, por lo que permanecía en calidad de desconocido.