Rodrigo Sánchez.

· Se debe definir un proyecto de educación alternativa con una postura democrática de participación de los involucrados: Irán Santiago.

El diputado Irán Santiago Manuel presentó una iniciativa para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Educación y abrogar la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, con el propósito de echar atrás la Reforma educativa.

Al presentar su propuesta, el diputado del Grupo Parlamentario de Morena aseguró que se debe definir un proyecto de educación alternativa y una postura democrática en donde se dé la participación de padres de familia y alumnos con el liderazgo de los maestros en cada escuela, comunidad y región.

Por ello, aseguró se debe abrogar la Ley del Instituto Nacional de Evalucación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente para que no sigan atentando contra los derechos laborales del magisterio, ya que representan el resultado de reformas educativas neoliberales impuestas y que dañan la estructura educativa nacional.

“La Reforma Educativa no propone soluciones para los verdaderos problemas de la educación en México, entre ellos la deserción escolar por causas socioeconómicas, la miseria y el trabajo forzoso de los niños y las terribles condiciones de la infraestructura de muchos centros escolares”, expresó.

Por ello, Santiago Manuel expresó que “la Reforma Educativa no sirve de nada. He aquí una razón más para que sea rechazada: su inutilidad”.

Al exponer los motivos para su cancelación, informó que se realizó bajo un total desconocimiento del asunto, sin consultar a quienes verdaderamente conocen la educación pública en México: especialistas, maestros y padres de familia.

“En lugar de atenerse al criterio de los expertos y de los involucrados, las autoridades educativas mexicanas prefirieron someterse a los intereses de los empresarios y organismos internacionales”, subrayó.

Aseveró que se delata la actitud neoliberal-neocolonial del gobierno mexicano, se ignoran las particularidades económicas, sociales y culturales del país, y se muestra un total desprecio hacia lo que son, hacen y saben los expertos e involucrados en el proceso educativo.

Irán Santiago concretó que con la Reforma Educativa tiene la finalidad de controlar a los docentes y socavar a la educación misma, pues una verdadera reforma representaría apoyo y crecimiento al sector educativo.

“Rechazamos la Reforma Educativa porque es una reforma administrativa y antilaboral, carece de una propuesta pedagógica, no es para mejorar la calidad de la educación (…) es para controlara a los maestros y maestras del país, políticamente”, planteó.

Finalmente, expresó que se requiere la creación de una ley general de educación que garantice la educación gratuita y obligatoria a todos los niños del país y la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación.

“Ahora sí la Reforma Educativa va para abajo. Llegó el momento de una nueva y autentica reforma educativa”, concluyó.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Educación para su análisis y aprobación.