Michel Platini fue arrestado como parte de una investigación por supuesta corrupción en el proceso de elección del Mundial de Qatar de 2022, según adelanta Mediapart. El expresidente de la UEFA, de 63 años, está detenido en la Oficina Anticorrupción de la Policía Judicial de Nanterres, un municipio de París.

Platini, que fue presidente de la UEFA entre 2007 y 2015, está cumpliendo una inhabilitación de cuatro años, que terminaba este octubre, por saltarse el código ético al aceptar en 2011 un cobro, autorizado por Joseph Blatter, presidente entonces de la FIFA, de cerca de 1,8 millones de euros.

No es la primera vez que a Platini se le vincula con la corrupción del Mundial de Qatar. En 2016, la Fiscalía Nacional Financiera abrió una investigación por la atribución del mismo y por la que tuvo que declarar el tres veces ganador del Balón de Oro.

Una investigación que se centra en una reunión mantenida en 2010 entre Sarkozy y autoridades cataríes en 2010 en el Palacio del Elíseo, a las que asistieron a su vez Guéant y Dion. “Estaban Sophie Dion, que citó a NIcolas Sarkozy para decirle que iba a votar (a favor del Mundial de Qatar de 2018 y 2022).

“Estaba llegando al desayuno y vi al presidente y a Claude Guéant, también estaba el príncipe de la corona y Primer Ministro de Qatar (Sheik Hamad ben Jassem)”, dijo Platini al magistrado de la policía entonces.

El ‘Qatargate’ que sacudió la FIFA

El día después de la adjudicación del Mundial en Qatar el 3 de diciembre de 2010, la prensa inglesa sacó a la luz pruebas para demostrar que varios miembros de la FIFA habían sido corrompidos. Varias investigaciones judiciales señalarían después a diferentes líderes de las federaciones.

En enero de 2013, France Football publicó un artículo bajo el título de ‘Qatargate’ en el que destacó el supuesto papel de Francia en esta atribución del Mundial, justo en el momento de la presidencia de Nicolas Sarkozy.

En mayo de 2014, en una entrevista en la televisión suiza, Blatter explicó que la elección de Qatar para la organización del Mundial 2022 “fue a voluntad política, tanto en Francia como en Alemania. […] Las principales empresas francesas y alemanas están operando en Catar, sabes”, dijo Blatter.

Con información de El Español y Mundo Deportivo

Vía La Vanguardia.