Oaxaca de Juárez.- Este día, Salomón Jara Cruz recibió la constancia de mayoría por parte del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), que lo acredita como Gobernador del Estado de Oaxaca, quien se declaró listo para comenzar con la transformación de la entidad, y afianzó su compromiso de gobernar con el pueblo, desde las comunidades.

En este sentido, el próximo titular del Poder Ejecutivo agradeció al pueblo oaxaqueño por la confianza, el cariño y honra con la titularidad del máximo cargo y encargo de representante en el Estado, cargo que asumirá el uno de diciembre del año en curso.

“Recibo la constancia con la convicción de que el contundente respaldo popular que he recibido y ha recibido este proyecto, será la base del fortalecimiento de la primavera oaxaqueña”, aseguró Jara Cruz, quien dijo además que “me declaro listo para empezar a trabajar para convertir en realidad nuestro sueño de construir un mejor mañana para todos y todas”.

Destacó que, el 60 por ciento de los votos obtenidos para su proyecto, representa un resultado histórico, sin precedente; a la vez, subrayó, significa un orgullo y un gran compromiso que no deshonrará.

Salomón Jara puntualizó que el mandato ciudadano ha sido claro, pues encomendó la tarea de construir un gobierno del pueblo y para el pueblo, que establezca las bases para revertir la histórica injusticia y desigualdad que heredaron los malos gobiernos y que pongan por delante, de manera prioritaria, a los más pobres de nuestro Estado.

“Mi reconocimiento a toda la ciudadanía que mostró su amor y compromiso por Oaxaca, y que garantizó el pleno funcionamiento de la democracia en la entidad”, declaró, el Gobernador Electo, quien comenzará una gira para recorrer nuevamente las ocho regiones de la entidad y los 570 municipios, para estar siempre cercano a la gente.

Por último, Jara Cruz afirmó que se presentará en donde estén los problemas para darles atención, con la claridad de que se trata de un proyecto de la Cuarta Transformación, que renovará la forma de hacer política en el Estado, siempre a lado de la gente.