México tiene la peor brecha  salarial entre  hombres y mujeres  de América Latina aun por encima de países  centroamericanos con economías menos desarrolladas como Honduras, Guatemala o El Salvador e incluso las condiciones de las mujeres son aún más críticas, pues este sector de la población tiene que trabajar al menos una semana más al final del mes si quiere igualar los ingresos de un hombre por hacer la misma labor.

De acuerdo con el Segundo Informe del Observatorio de Trabajo Digno,  presentado por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, con base en datos del INEGI, las condiciones de trabajo en México son adversas en general pero lo son aún más para las mujeres y peor aún si tienen menos de 30 años: para las mexicanas hay mayor desempleo, menos remuneración y mayor carga de trabajo en servicios de cuidado y labores domésticas.

Incluso en el desempleo total la cifra de mujeres se duplica  en relación con los hombres:  el 18 por ciento de los desempleados son mujeres y 8 por ciento son hombres.

Además hay 20 millones de mujeres que no buscan trabajo porque tienen obligaciones que cumplir en sus hogares, según este reporte.

Los datos de Observatorio muestran que hay 20 millones 300 mil mujeres que no trabajan por realizar labores domésticas o de cuidado de niñas, niños, personas mayores o enfermas, pero no se les considera desempleadas, sino no disponibles para trabajar.

Eso sin contar que está la otra jornada laboral, es decir,  la del hogar, pues llegar a casa significa una doble jornada, ya que en promedio, una mujer que trabaja dedica 42 horas a tareas de cuidado y domésticas, mientras que un hombre dedica 16, lo que confirma la necesidad de tener servicios de cuidado para incluir a las mujeres en el campo laboral.

El Coordinador de Acción Ciudadana, Rogelio Gómez Hermosillo, consideró escandaloso que México sea el peor país de la región en brecha salarial, por lo cual urgió a abrir la conversación sobre ese tema.

Sobre la brecha salarial, el reporte establece que la diferencia salarial entre hombres y mujeres equivale a cinco días más de trabajo y sólo con meses de 35 a 36 días podrían igualar el ingreso promedio que ellos reciben, lo que viola la norma laboral de que a trabajo igual debe haber un salario igual.

“La diferencia salarial es de 16 por ciento, es decir, 797 pesos al mes. El ingreso de ellos es de 5 mil 800 pesos y una mujer recibe 800 pesos menos”, registró.

DESEMPLEO OCULTO. El reporte advierte sobre inconsistencias en las cifras de desempleo que se manejan de manera oficial, pues los números que se difunden  oficialmente sólo muestran una parte del desempleo.

Según este reporte, el desempleo total  en el primer trimestre de 2019  fue de 3.4% y afecta a 1.9 millones de personas.

Sin embargo, no cuenta el desempleo oculto, que afecta a 5.7 millones de personas, que están disponibles para trabajar, pero ya dejaron de buscar trabajo por considerar que no tienen posibilidad de encontrarlo, dadas las condiciones restrictivas que ofrecen los mercados laborales.

Asimismo, el desempleo  afecta mucho más a las personas jóvenes. También es más del doble: 18% para personas jóvenes menores de 30 años de edad y 8% para mayores de 30 y hasta los 65 años.

Vía La Crónica.