El Gobierno de México regresó a Honduras al bebé de dos años que fue abandonado en una carretera de Veracruz junto a un tractocamión que trasladaba a más de 100 migrantes centroamericanos.

El hallazgo del menor ocurrió el pasado 28 de junio sobre el acotamiento de la carretera Ocozocoautla-Las Choapas.

Días después, a inicios de julio, una mujer de Honduras afirmó a medios de comunicación que el bebé rescatado era su hijo. Detalló que su esposo se lo había llevado días antes hacia México con el objetivo de cruzar a Estados Unidos.

El menor había quedado bajo el resguardo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de Veracruz, por lo que en coordinación con la sede del Instituto Nacional de Migración (INM) en el estado y autoridades consulares de Honduras se verificó su parentesco e iniciaron los trámites para su retorno asistido.

El bebé de dos años de edad fue llevado a San Pedro Sula donde oficiales de Protección a la Infancia y Atención a Grupos Vulnerables del INM lo entregaron a autoridades de Honduras para ser regresado a su madre.

El día en que fue encontrado el menor viajaba a bordo de un tractocamión junto a decenas de migrantes centroamericanos, quienes tras varias horas de camino por Veracruz comenzaron a desvanecerse por falta de aire y el calor.

Después de cierto tiempo, el camión se detuvo y uno de los traficantes de personas que los transportaba abrió una de las puertas de la unidad, momento en que hombres y mujeres abandonaron el vehículo y comenzaron a correr por la carretera para esconderse entre la maleza.

Entre todos los migrantes, ocho personas no lograron huir y fueron auxiliadas por autoridades, en tanto que al interior de la unidad fue hallado el cuerpo sin vida de un hombre.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

Nota de origen: https://lopezdoriga.com/nacional/mexico-bebe-migrante-honduras/

Fotografía de fuente original: INM