El partido que había que ganar como fuera, se ganó. La Selección mexicana derrotó anoche al odiado rival, Estados Unidos, por la mínima diferencia con gol de Jonathan dos Santos, ante un lleno espectacular en el Soldier Field de Chicago.

Con esto el Tri consiguió su título número 11 de Copa Oro, confirmando que el conjunto azteca es el gigante del área de la Concacaf, siendo el tercer juego oficial ganado al hilo por parte de México a los vecinos del Norte. (Eliminatoria, CopaConcacaf y Copa Oro)

Un torneo sufrido para el azteca de principio a fin. Desde lesiones antes y durante el certamen de jugadores como Hirving Lozano o Érick Gutiérrez o negativas de otros jugadores como Javier Hernández o Héctor Herrera y un castigado como Jesús “Tecatito” Corona. Además de una evidente baja de juego por parte del cuadro de Gerardo “Tata” Martino, que fue de más a menos durante el certamen. Una Fase de Grupos perfecta, con tres triunfos al hilo, pero una etapa de eliminación directa superada con el rosario en la mano.

El juego fue sufrido, tuvo en las piernas de los delanteros estadounidenses Jozy Altidore y Christian Pulisic sendas oportunidades para abrir el marcador, sin embargo les faltó experiencia y tranquilidad a la hora de definir, esto sumado a las atinadas apariciones de los zagueros mexicanos Héctor Moreno y Carlos Salcedo, así como del portero Guillermo Ochoa, quienes detuvieron todo cuando se les presentó.

El único gol del encuentro llegó al minuto 72. Jonathan dos Santos recuperó el balón en el medio campo y comandó el contragolpe pasando a Rodolfo Pizarro, quien condujo, le entregó el esférico a Raúl Jiménez quien, de taquito, le dejó la pelota al propio Jonathan para que éste definiera de pierna izquierda al ángulo y poner al frente al Tricolor.

Estados Unidos se fue con todo buscando el gol del empate, algo que jamás llegó. Llegó la desesperación de los jugadores anglosajones que ya lucían enojados y por ende comenzaron a dar patadas a diestra y siniestra, así como reclamos injustificados al silbante guatemalteco Mario Escobar, quien de paso tuvo una actuación pobre, ya que debió expulsar al estadounidense Jozy Altidore desde los primeros minutos del cotejo.

Momentos clave

Altidore y su misericordia

IMAGO7

Estados Unidos comenzó mejor el partido, al grado de que Christian Pulisic y Jozy Altidore pusieron en predicamento a la zaga mexicana, pero fue el jugador del Toronto FC quien tuvo la más clara apenas al arranque del Clásico de la Concacaf. Encaró solo a Memo Ochoa, pero su disparo se fue por un costado.

Guardado, el salvador

IMAGO7

En el segundo tiempo, Estados Unidos arrancó a tambor batiente y pronto pudo hacer el gol en un remate de cabeza, sin embargo apareció el capitán Andrés Guardado para salvar en la línea de manera providencial. Todavía en el rebote el equipo local ensayó un disparo que tapó Édson Álvarez.

“Tata” y su experiencia

IMAGO7

El director técnico mexicano Gerardo Martino supo dirigir los destinos de los tricolores durante los más de 90 minutos, hizo los cambios justo cuando debía hacerlos, como el que tuvo al final del encuentro, sacando del terreno a Andrés Guardado para darle minutos a Diego Reyes y cerrar así el duelo.

Alineaciones

México

13. Guillermo Ochoa, 21. Luis Rodríguez, 2. Néstor Araujo, 3. Carlos Salcedo, 23. Jesús Gallardo, 6. Jonathan dos Santos, 4. Édson Álvarez, 18. Andrés Guardado, 22. Uriel Antuna, 9. Raúl Jiménez, 20. Rodolfo Pizarro, DT. Gerardo Martino.

Cambios

80’ 8. Carlos Rodríguez por 20. Pizarro

85’ 11. Roberto Alvarado por 22. Antuna

87’ 5. Diego Reyes por 18. Guardado

Estados Unidos

1. Zack Steffen, 13. Tim Ream, 23. Aaron Long, 14. Reggie Cannon, 19. Matt Miazga, 10. Christian Pulisic, 4. Michael Bradley, 8. Weston McKennie, 7. Paul Arriola, 11. Jordan Morris, 17. Jozy Altidore, DT. Gregg Berhalter.

Cambios

60’ 15. Cristian Roldán por 11. Morris

63’ 9. Gyasi Zardes por 17. Altidore

82’ 16. Daniel Lovitz por 13. Tim Ream

 

Vía El Informador.