Redacción.

Durante la temporada de desove 2019-2020, fueron protegidas más de dos millones de tortugas marinas en la zona costera de Oaxaca, esto por un trabajo coordinado entre la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el estado y la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR).

Las dependencias federales activaron operativos de vigilancia para la protección de las tortugas marinas en las playas de Morro Ayuta, Municipio de San Pedro Huamelula, y en el Santuario La Escobilla, Municipio de Santa María Tonameca, realizando recorridos de vigilancia durante las 24 horas del día, en las principales playas de anidación de las tortugas.

De acuerdo con el reporte de la Profepa, “durante la temporada, se presentaron un total de 18 arribadas (anidación masiva) en las citadas playas, registrando un total de dos millones 282 mil 219 tortugas marinas, principalmente golfina (Lepidochelys olivacea)”.

También, lograron recuperar un total de 29 mil 800 huevos de tortuga, a los cuales se les dio entierro, esto “en consideración de su exposición y poca viabilidad, dentro de las citadas playas, específicamente en áreas que se encontraban libres de anidación”, señaló la Profepa.

Igualmente, personal de la SEMAR y elementos de la Policía Estatal del Estado de Oaxaca, realizaron 17 operativos y filtros de inspección carretera “para combatir la posesión y el tráfico de ejemplares, partes y derivados de quelonios marinos, llevando a cabo durante estas actividades la puesta a disposición ante la Fiscalía de dos personas, recuperando con ello un total de 32 mil huevos de tortuga”.

En esta temporada de desove, la Profepa coadyuvó con la Fiscalía General de la República (FGR) en la emisión de peritajes en materia de vida silvestre, específicamente huevos de tortuga, dando destino final a un total de 161 mil 50 huevos de tortuga, correspondientes a las carpetas de investigación.

Por último, la Profepa señaló que la Ley General de Vida Silvestre, en su artículo 60 Bis 1, establece que ningún ejemplar de tortuga marina, cualquiera que sea la especie, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, incluyendo sus partes y derivados; por ello, la dependencia “estará presente con atención oportuna al inicio y durante el desarrollo de la temporada de desove de tortugas marinas 2020-2021, próxima a iniciar en el mes de julio”.