Carmen Martínez.

En los primeros minutos de este martes cuatro de mayo, Francisco Martínez Neri dio inicio a su campaña para la Presidencia Municipal de Oaxaca de Juárez, teniendo como escenario la Plaza de la Danza; donde congregó a cientos de personas, pese a que no contaba aún con el acta que valide su candidatura, por lo que incurrió en un delito electoral.

Sin embargo, horas después de este evento, el candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) intentó justificar el delito al que incurrió, alegando que no es su responsabilidad que el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) “no resuelva lo que tiene que resolver, eso es obligación de ellos”.

Incluso, mientras Martínez Neri realizaba su presunto arranque de campaña, en donde convocó a decenas de militantes sin tomar en cuenta la emergencia sanitaria, el IEEPCO se encontraba en plena sesión para avalar las 153 candidaturas a las alcaldías que se rigen por partidos políticos en el estado, y que serán definidas sus nuevas autoridades el próximo seis de junio.

Durante la sesión que aún no concluye, Gustavo Meixueiro Nájero, consejero presidente del IEEPCO, señaló que aún no hay candidatos ni candidatas para las concejalías del estado, por ende, no pueden iniciar con sus campañas electorales ya que aún no han sido reconocidos como tal; caso que ocurrió con Martínez Neri, a quien su ansiedad y desesperación le hicieron cometer un delito electoral que pretende eludir.

El caso de Francisco Martínez Neri dejó al descubierto la desinformación que existe dentro de Morena, respecto a las normas y procedimientos que se deben realizar antes del arranque de una campaña para cualquier cargo público, por lo que este error podría provocar que su candidatura para la Presidencia Municipal de Oaxaca de Juárez, se eche para atrás.