Con el paso del tiempo los smartphones, sin importar el sistema operativo, van llenando su memoria de almacenamiento con archivos y programas que en su gran mayoría ya no necesitamos o incluso ni siquiera recordamos que están ahí, pero tu equipo sí que lo resiente y se vuelve más lento.

Para liberar espacio en tu equipo y poder seguir guardando tus videos, fotos, música y archivos recientes, te recomendamos seguir los siguientes consejos.

Usar la nube

El paso más importante para contar con tu smartphone siempre libre de saturaciones de memoria, es utilizar la nube para alojar ahí tus archivos más pesados, que por lo general son los videos.

Los nuevos equipos cuentan con cámaras que logran calidades de video sorprendente, pero también lo es el peso de los archivos que se generan. Lo mismo pasa con la fotografías.

Muchas de esas fotografías y videos son de momentos especiales que los usuarios se rehúsan a borrar, y es aquí donde la nube hace su función, pues almacena dichos archivos por ti y así tú los podrás borra de la memoria de tu equipo. Lo mejor es que podrás acceder a ellos en cualquier momento a través de internet.

La mayoría de las nubes ofrecen cierta cantidad de almacenamiento de manera gratuita y si necesitas más, cuentan con otras opciones de pago.

Configurar WhatsApp

Una acción preventiva a la saturación de la memoria de nuestro equipo es configurar nuestra cuenta de WhatsApp, para que las imágenes y los videos que nos envían no se descarguen automáticamente y se queden alojadas en nuestro smartphone.

Basta con abrir la aplicación, ir a ‘Configuración’ o ‘Ajustes’, dependiendo si su equipo es iOS o Android. Luego debe seleccionar ‘Datos y almacenamiento’ y elegir que las fotos, videos y audios no se descarguen de forma automática.

De este modo, podrá elegir qué archivos quiere guardar en la memoria de su equipo.

Menos aplicaciones

Entre menos aplicaciones tenga su equipo, las memorias de almacenamiento y rendimiento estarán más libres y por lo tanto el smartphone trabajará mejor.

Para elegir qué aplicaciones borrar y cuáles no, solo piense en la última vez que la utilizó y si es necesario que la conserve.

Con información de López-Dóriga Digital