Carmen Martínez.

Luego de ser acusada de apropiación cultural, la marca de moda Levi’s retiró del mercado la colección ‘Levi’s por Manos Oaxaqueñas’, en donde sus prendas de mezclilla lucían bordados propios de San Felipe Jalapa de Díaz, municipio de la Cuenca del Papaloapan.

Fue durante el fin de semana que la Secretaría de Cultura federal, emitió dos cartas, una hacia la empresa americana, y otra dirigida al Colectivo Draco Textil, para que dieran una explicación sobre el motivo por el que pretendían privatizar una propiedad colectiva.

En dicha colección, se hace uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y por lo tanto, su utilización debe retribuir en beneficios a las comunidades creadoras; por lo que las personas involucradas en la creación de dichas prendas deberán responder estas preguntas, en tanto, ninguno de los diseños deberá ser vendido.

“La protección de las obras es amplia respecto de su explotación, es decir, no se pueden utilizar sin la autorización por escrito del pueblo o comunidad titular, mucho menos llevar a cabo la deformación de la misma con el objeto de causar demérito a la obra o perjuicio a la reputación o imagen de la comunidad o pueblo a la que pertenecen”, señaló la Secretaría.

Oaxaca ha sido una de las entidades con el mayor reporte de plagios de bordados y textiles, como ha pasado anteriormente con Carolina Herrera, Zimmermann, Isabel Marant, J Marie Collections, entra otras marcas de talla mundial; por ello, las secretarías de Cultural tanto estatal como federal, han trabajado para proteger textiles originarios del estado.